top of page

DESARROLLO ECOTURISTICO

Desde el año 2011, JACARAFE (Junta de Asociaciones Campesinas Rafael Fernández Domínguez), la Mancomunidad del Cibao y FELCODE (Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo –España–) colaboran en iniciativas de desarrollo sostenible en la Región Noroeste de la República Dominicana, mediante la puesta en marcha de un Corredor Ecoturístico en la Cordillera Septentrional, responde a las necesidades detectadas, 

 la puesta en valor de recursos turísticos de elevado potencial, como es el caso la Cordillera Septentrional y su área de influencia socioeconómica, 

el producto prioritario que se impone es el agroturismo y el turismo de naturaleza, en combinación con los valores históricos y culturales, pero desarrollándolo bajo la óptica de diversos productos concretos, bien armados y anclados al territorio, afecta al territorio de cuatro provincias:

Montecristi, Dajabón, Valverde y Puerto Plata.

Paginas web del Proyecto

Flora y fauna, rasgos geológicos y recursos paisajísticos, agrarios, arqueológicos e históricos que no son de fácil acceso para el público. Herencia taína, española y africana que se conserva en  las tradiciones, lenguaje y algunos monumentos… y en objetos de piedra, de piel,

madera, concha, barro… algunos aún de uso cotidiano.

 

Entre los principales atractivos más representativos y zonas de interés que poseen se encuentran:

Los paisajes de los valles que rodean la Cordillera Septentrional. Las plantaciones de café, cacao, guineo, aguacate, yuca, arroz, tabaco, caña de azúcar, habichuela, coco, lechosa, batata y demás frutos menores entre otros.

Las playas de Estero Hondo y su ensenada, junto a espacios protegidos como el Santuario de los Manatíes. La reserva científica 

Villa Elisa con su especie endémica, la orquídea Cacatica. Las piscinas naturales o balnearios de los ríos Mao, Ámina y otros menores. La famosa Ruta de Colón o Paso

de los Hidalgos. La poza de los indios. Cavernas con centros

ceremoniales y de arte taíno prehispánico. Los cementerios

taínos. La celebración de algunas fiestas patronales. El Carnaval de algunos de los Distritos municipales.

El monumento a la Batalla de la Barranquita en Cruce de Guayacanes. El monumento a la Restauración en Capotillo. El baile de los palos o atabales. El “museo”

de Laguna Salada. La gastronomía, mezcla de la influencia taína, europea y africana.

 

bottom of page